10 accesorios baratos para regalar a un fotógrafo en 2019

En ocasiones, la tarea de elegir regalos para todos los familiares y amigos puede ser bastante complicada. Sobre todo si alguno de los afortunados es fotógrafo ya que, en ocasiones, no todos sabemos bien qué puede necesitar, qué tiene ya, o incluso llegamos a pensar que todo el material que le podría venir bien es de precios desorbitados.

Nada más lejos de la realidad, el mundo de la fotografía es característico por la cantidad de «juguetitos» que hay en el mercado, y muchos de ellos, realmente útiles y adsequibles, pero que, por «H» o por «B», nosotros, los fotógrafos, no llegamos a comprar.

En el comprarador hemos realizado este recopilatorio de los 10 mejores accesorios para regalar a un fotógrafo por menos de 40 euros, muchos de ellos, por bastante menos. Hemos incluido ideas de accesorios que siempre «vienen bien», tanto para profesionales como para aficionados a esto de hacer fotitos, por lo que con cualquiera de estos regalos, o auto-regalos, acertarás seguro.

Tarjeta de memoria

Sinceramente, nunca son suficientes

Las tarjetas de memoria siempre son algo que cuanto más, mejor. El miedo de un fotógrafo siempre ha sido quedarse sin memoria o perder todas las fotos del día por una tarjeta de mala calidad. Actualmente, las cámaras de gama media y alta utilizan una doble ranura de tarjeta para copias de seguridad, lo que aumenta también el número de tarjetas que necesitaremos.

Aquí recomendamos SanDisk, y éste, concretamente de 64 gigabytes, es uno de los artículos más vendidos de Amazon. Tiene una capacidad muy buena para nuestro gusto y una velocidad de escritura muy rápida. Se puede utilizar en ráfagas y en grabaciones de 4k. También las hay de mayor capacidad pero, para que os hagáis una idea, esta tarjeta puede almacenar más de 3.000 fotografías y más de 1.000 RAW sin comprimir.

Tarjetero

Ahora que tenemos tantas tarjetas, necesitamos cómo guardarlas

Este tarjetero es una de esas cosas que no sabes que las necesitas, hasta que las tienes. Un lugar seguro donde guardar todas las tarjetas con sus fotos, sin peligro de perderlas o dañarlas.

El estuche es básicamente a prueba de balas. Es estanco al agua, al polvo y a los golpes. Tiene capacidad para 12 tarjetas SD y otras 12 tarjetas miniSD como la de los móviles. Además, permite clasificarlas a un lado o a otro, para distinguir las tarjetas que están llenas de las que están listas para usar. Sin duda, un must-have de todo fotógrafo para no volverse loco con las tarjetas.

Correa para cámara

Un toque original y práctico para la cámara

Esta correa está fabricada en neopreno de muy buena calidad, que hace que sea mucho más cómodo de llevar en el cuello que las correas que normalmente vienen cuando compras la cámara, a parte de ser mucho más original.

La longitud de la correa es totalmente ajustable y, además, dispone de cuatro bolsillos pequeños y muy útiles para tener a mano de forma cómoda algún accesorio que necesitemos urgentemente, como otra tarjeta de memoria o baterías de repuesto. Hay siete diseños diferentes para elegir compatibles con todas las cámaras de fotos tipo reflex o mirrorless.

Un accesorio original y práctico a partes iguales.

Soporte de cámara para cinturón

Cuando lo pruebas te das cuenta de lo realmente cómodo que es

Esta hebilla construida totalmente en metal robusto, te permite sujetar la cámara de manera rápida y segura al cinturón o a la cinta de la mochila. Es muy práctica para liberar las manos y colocar al modelo, mover la iluminación, trabajar más cómodamente en el estudio o simplemente descansar un poco las manos.

Es muy seguro, ya que aguanta perfectamente el peso de la cámara. Dispone de doble protección con dos tornillos y un sistema de «click» que permite colocar y liberar la con toda confianza. Lleva un sistema universal, por lo que también es compatible con todo tipo de cámaras. Una herramienta muy útil y que echarás de menos si no lo tienes.

Kit de limpieza de cámaras

Este kit de limpieza contiene todas las herramientas necesarias para una puesta apunto del equipo fotográfico.

Incluye una «berenjena» o soplador de aire para eliminar motas de polvo en objetivos y sensores sin dañarlos, una brocha especial para lentes y ópticas, una pluma de doble cara para una limpieza más detallada, un montón de toallitas húmedas y varios paños de microfibra para cristales. Además, este pack también contiene un líquido especial para una limpieza impecable, no es tóxico y el bote es rellenable.

Sin duda, un accesorio económico pero obligatorio para el día a día de cualquier fotógrafo.

Lupa de análisis de sensor

Este accesorio es muy útil para comprobar si hay pequeñas motas en el sensor de la cámara que puedan arruinar nuestra próxima toma, e incluso, el propio sensor de la cámara.

Este modelo universal incluye una lupa e iluminación interior para comprobar el estado del sensor y evitar los costosos análisis por monitor que ofrecen algunas casas de las marcas de cámaras. Es compatible con todas las cámaras ya que no requiere bayoneta para su uso, además, incluye pilas.

Es una herramienta sencilla pero muy eficaz para la limpieza y mantenimiento de la parte más delicada de la cámara.

Funda para objetivos

Este pack de cuatro fundas de neopreno es perfecto para guardar nuestros objetivos.

Vienen en cuatro tamaños distintos, pensados para un juego de de distintos objetivos. El material es de calidad y el cierre da mucha seguridad. Los laterales están acolchados y está provisto de un arnét para, no sólo guardarlos de forma protegida cuando no se utilicen, sino con la posibilidad de tenerlos más a mano por si tenemos que cambiar de uno a otro rápidamente.

Es un pack muy económico de una marca fiable, además, si alguno de ellos no nos vale para guardar un objetivo, siempre podemos utilizarlo para guardar baterías o el kit de limpieza.

Reflector

Este reflector 5-1 de la marca Neewer, es un must-have de todo fotógrafo.

Nos permite controlar, de manera muy versátil, la iluminación de nuestra toma. Permite rebotar la luz natural o complementarla con un foco externo. Tiene una parte dorada para una reflexión de luz más cálida, una plateada para una luz más dura, blanca para difuminar o rebotar de forma suave, y una parte negra o «stico» para cortar la luz.

Además, es muy portátil de llevar ya que el sistema de doblado es muy fácil y no ocupa ni pesa prácticamente nadaa y lleva su propia funda. Un artículo realmente económico con el que se pueden hacer auténticas virguerías en la iluminación.

Termo objetivo

Realmente parece un auténtico 24-105 f/4L, pero es una taza/termo perfecto para desayunar, tomar un refresco o mantener el café caliente mientras trabajas. Tiene todo lujo de detalles en el exterior, y el interior es de acero inoxidable con capacidad de 350ml. Tiene una tapa que hace de lente del objetivo, y el parasol puede convertirse en un estupendo plato para la merienda.

Hemos visto varios modelos pero, sin duda, este es el que más nos ha gustado. Es un regalo realmente original y que nunca falla, lo único malo es el susto que se dará cuando piense que es el auténtico.

Trípode

El trípode es un accesorio obligatorio para todo tipo de fotógrafos.

Es el típico accesorio que nos da pereza llevarnos cuando salimos a hacer fotos, pero que siempre echamos de menos cuando no lo tenemos. Aunque hemos probado muchos trípodes de Amazon, en el comprarador hemos elegido este Neewer portátil, con una relación calidad-precio, tamaño y peso inmejorables.

Es un trípode de muy buena calidad, muy ajustable, robusto y fácil de transportar, ya que incluye su propia funda, además, es adaptable a utilizarlo como monopié, algo muy útil y aún más cómodo de transportar.